Laguna de Alchichica, además de ser un majestuoso panorama, encierra curiosos mitos

Por Mixtli Xochiquetzalli

Puebla, sin duda, es un estado que cuenta con una riqueza cultural, arquitectónica, gastronómica y ecoturística que vale la pena explorar.

Entre la amplia gama de lugares por visitar se encuentra la laguna de Alchichica, ubicada en Tepeyahualco de Hidalgo, al noreste de nuestro estado, en colindancia con Tlaxcala.

Este cuerpo de agua, contiene un alto grado de salinidad, además, se caracteriza por sus estructuras carbonatadas, similares a los arrecifes coralinos, que conforman un anillo casi continuo y paralelo a la línea de la costa.

La laguna, que es considerada como un brazo de mar, durante la época de lluvia acumula el vital líquido obteniendo diversas tonalidades de azul, que contrastan con la inmensidad del cielo y las montañas que la rodean.

Aunque la mayor parte del año su fauna es desértica, en algunas temporadas se pueden apreciar charales.

Este antigua cráter volcánico de más de 2 kilómetros de diámetro, además de impresionar por la majestuosidad de sus cristalinas aguas, ha llamado la atención de propios y extraños por las leyendas y mitos que encierra este lugar.

Entre los mitos que los pobladores cuentan a los visitantes, es que este enorme ojo de color esmeralda, alberga sirenas que, con su canto y belleza, atraen a los hombres sumergiéndolos en las profundidades del agua.

A estas historias se le suma la existencia de monstruos prehistóricos y peligrosos remolinos.

Otros, aseguran que la Laguna de Alchichica es una base de naves extraterrestres. Se dice que hay quienes han visto entrar y salir misteriosas luces de las aguas durante la noche y la madrugada.

Darse un chapuzón en este lugar, es solo para valientes, pues el agua, además de contener una gran cantidad de sal, es muy fría. Su temperatura oscila entre los 15 a 20 grados centígrados.

Durante la época de lluvias la laguna acumula el vital líquido obteniendo diversas tonalidades de azul, que contrastan con la inmensidad del cielo y las montañas que la rodean.

Pero, si eres de los que prefiere no arriesgarse, puedes pasear en lancha o en kayak para admirar con toda la calma y tranquilidad la hermosa postal que este lugar ofrece a tus sentidos.

No te pierdas la oportunidad de conocer este lugar que está a tan solo 1 hora 40 minutos de la capital poblana.

Cómo llegar

La Laguna de Alchichica se localiza a 109 km al noroeste de la ciudad de Puebla. Para llegar puede tomarse la carretera 150 desde la capital y tomar la desviación localizada a la altura de Acatzingo, siguiendo por la ruta No. 140 Tepeaca-Perote hasta San José Alchichica, pasando el poblado de Oriental.

Comparte el E-culturismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *