Cuando llegamos a algún lugar sin tener información previa más que las ganas de conocer y viajar, siempre es bueno recurrir a alguna oficina de turismo o preguntar a los habitantes qué cosas de interés podemos encontrar en la población.

Lo recomendable es que antes de iniciar tu viaje compres alguna guía o consultes en internet datos que te ayuden a tener referencias  del lugar en cuestión. Si lo que has pensado es irte a  la aventura y ver que descubres, no está de más que leas sobre los posibles lugares que puedas encontrarte en el camino.

Siguiendo este espíritu aventuro y pensando que no tienes  información del lugar al que has llegado, para que no se te haga aburrido el viaje te recomendamos un ejercicio  de observación y búsqueda.

En muchas bardas atriales, paredes, escaleras, torres de casas, iglesias o hasta en el suelo del parque principal puedes encontrar algunas pistas de hechos que sucedieron ahí y no nos referimos a algunas placas que generalmente hay en todas partes, hablamos de algunos detalles que en otro momento se dejaron como testigos de algún evento ocurrido o simplemente un dato de pertenencia, de los posibles constructores o hasta el origen de alguna leyenda.

Pon mucha atención, recorre poco a poco las construcciones, seguramente mantendrá tu atención ocupada por un buen rato y el de tus observadores,  estamos seguros que los tendrás, primero porque siempre llama la atención un desconocido buscando “quien sabe qué cosa” en la comunidad y segundo porque nos vamos a ver un poco locos poniendo en práctica esta recomendación.

Algunos detalles pueden verse a simple vista, otros tendrás que esforzarte un poco más porque muchos de ellos se pierden en el color de las piedras o están en lugares altos.

Podremos encontrar nombres de personas (algunos abreviados), restos de pintura mural, parte de algún texto, fechas, algunas figuras como animales, cruces, corazones etc.

Si bien no podrás investigar a fondo lo que has visto, te emocionará haber hecho algún descubrimiento que podrás compartir con tus amigos y que sin duda alguna también esperemos te genere el hábito de observar mientras viajas.

Ponte las pilas y lánzate a descubrir México, seguro te sorprenderás.

Columna de Carlos Maceda, Maestro en Historia del Arte, especialista en Pintura Mural del siglo XVI.

Fotos: Carlos Maceda

Comparte el E-culturismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *