Tranquilidad, buen servicio, calidez, buena música, decoración adecuada, sabor, calidad, un lugar para ir con los amigos o con esa persona especial… ¿Qué buscas cuando vas a un café? ¿Buscas un lugar dónde puedas sentirte como en casa mientras haces tu trabajo- o simplemente nada-, tomas una bebida y ves el tiempo pasar? Si respondiste que sí o se te antojo estar en un sitio así, Wimpys es el lugar idóneo para ti.

Desde su pasado como paletería, a la cual fueron añadiéndole extras en el servicio que la fueron posicionando de poco en poco como una de las preferidas en Puebla, y hasta la actualidad, Wimpys es un lugar en el que, desde que entras, te reciben con una sonrisa cálida detrás del aparador, un lugar que te embriaga con el aroma de un café bien hecho y en el que la decoración te traslada a, más que una cafetería, una sala de estar; un lugar para disfrutar.

Como los buenos vinos, Wimpys –fundada en 1939- ha aprendido como satisfacer al cliente con una combinación de buen servicio, excelentes productos, y precios por demás accesibles, tanto para la ama de casa, el estudiante y hasta para el turista; Así mismo, además de que sus productos de café son elaborados con grano 100% mexicano, ofrecen servicios para hacer más cómoda y placentera tu visita ya que cuentan con una selección de libros que puedes leer mientras esperas por tu orden, y hasta una campanita para tocarla cuando requieras servicio sin tener que ir hasta el aparador.

Mi experiencia

La iluminación está en el punto exacto para poder leer, mirar de frente a esa persona, tomar fotos o simplemente escuchar su selección de música agradable al oído; lo acogedor del lugar resalta con los cuadros que cuelgan en las paredes, coloridos y complejos; ya sea en la planta baja o en el primer piso, Wimpys me da la sensación de estar en un lugar que conozco de mucho tiempo, un lugar familiar, más un hogar que una cafetería

Su servicio fue rápido y amable; la persona que me atendió fue paciente y siempre tuvo una sonrisa en el rostro. Aunque la carta es bastante amplia en cuanto a bebidas y comida, la especialidad es el café y lo comprobé al pedir un cappuccino frappé ¡Su sabor es inigualable!

Si uno busca una cafetería hogareña, silenciosa, agradable y que sea acogedora, creo que Wimpys debe ser una visita obligada para todo amante del café.

Para destacar

  • Si te fijas en los muros, descubrirás todos los reconocimientos y certificados de calidad que ha recibido en sus más de 70 años de vida; notas periodísticas y fotografías completan la visión.
  • Puedes tomar un libro del estante de la planta baja para leerlo durante tu visita, todo sin compromiso y recuerda cuidarlo, alguien más podría querer leerlo.
  • Si estás en la planta alta y requieres servicio ¡No bajes! Toca la campana que se encuentra cerca de las escaleras y un mesero atenderá tu petición al momento.
  • Si requieres un lugar sin ruido ni distracciones, la planta alta es ideal para ti. Silencio y tranquilidad absoluta.

Horario: 10:30 am – 22:00 pm

Por Marlon Andrade Montalvo

Comparte el E-culturismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *