El reloj de la catedral hacía sonar ocho sonoras campanadas, el en sonido local se hacía reseña de sus logros y trayectoria a nivel mundial, en el improvisado auditorio –que lucía lleno-, la gente esperaba impaciente y expectante a que la estrella de la noche hiciera su aparición. “Qué talento de mujer” murmuró una señora de avanzada edad sentada en la primera fila; de repente, la multitud estalló en ovaciones y aplausos: Ute Lemper había aparecido en el escenario.

Ataviada en un elegante vestido negro, la cantante y actriz alemana saludó al público presente el cual se le entregó en cada interpretación que esta realizó; hablando en buen español, agradeció la oportunidad brindada de poder presentarse en Puebla y compartió varios pasajes que marcaron su vida personal, los cuales reflejó en las letras de sus canciones.

Estas canciones son de mi corazón para ustedes”

En cada tema interpretado, Ute Lemper hizo vibrar al escenario, hizo que el público pudiera sentir lo que ella en cada tema. Ahí, entre la gente, una señora en la segunda fila trataba de grabar video del espectáculo sin poder evitar que las lágrimas quemaran sus ojos, un tanto más atrás, un señor parecía cubrirse la boca de la emoción que sentía en el momento; los flashes cegaban por instantes y la emotividad iba en aumento.

Hablante de alemán, inglés, francés y español, Lemper hizo que los corazones de los presentes se rigieran bajo el único idioma universal: el de los sentimientos. Los ritmos variados de Jazz y las ocasionales apariciones de Tango llenaban el ambiente, ambiente de fiesta.

Los lugares dispuestos por los organizadores parecían escasos ante la multitud que se arremolinaba a los lados con tal de presenciar el espectáculo, la nacida en Münster, Alemania, estaba brindando un espectáculo como pocos recuerdan en la capital poblana…

Lemper empezó a cantar muy joven en bares de jazz. Su carrera dio un salto al interpretar varios papeles en la producción vienesa de Cats, invitada por Andrew Lloyd Weber en 1983. Destaca especialmente en el repertorio alemán de entreguerras. Se ha presentado con artistas de la altura de Roger Waters, Michael Nyman, Tom Waits, Scott Walker, Elvis Costello, Philip Glass, Nick Cave y es musa inspiradora del compositor Kurt Weill. Además de intérprete, ha incursionado como actriz y pintora neo-expresionista.

No esperaba tanto, pero ahora estoy sorprendido, comenta una persona del público.

-Es admirable esta mujer, me dejó sin palabras…

Y así, tras una noche llena de emoción, Ute Lemper se despidió de un público que unió, más que sus voces, sus corazones a un mismo latido.

Texto y Fotos: Marlon Andrade

 

Comparte el E-culturismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *