Ubicada en la calle 16 de Septiembre entre la 13 y 15 Poniente, La Ópera es una de las pocas cantinas tradicionales que se conservan en la ciudad de Puebla y que debe su nombre a que su fundador –Don Pedro Montesinos-, basándose en otros negocios del mismo estilo ubicados en países como Francia o España, decidió nombrar el suyo de la misma manera, pero añadiéndole siempre su toque distintivo.

El menyul

Con las puertas abiertas desde la década de los 40, La Ópera se ha hecho famosa entre la gente por su bebida tradicional: el Menyul, el cual es elaborado a base de yerbabuena, jerez, ron, azúcar y hielo; además, el menyul que aquí preparan tiene un origen por demás llamativo ya que fue ideado por influencia de los turistas franceses y estadounidenses que visitaban la ciudad hace alrededor de 70 años.

Sin embargo, a diferencia de la bebida original, el menyul que aquí se prepara se fue modificando con el paso del tiempo ya que, en lugar de utilizar menta se utiliza yerbabuena y se le agrega una mayor cantidad de ron, haciéndolo  más consistente en sabor, lo que ha hecho que, además de gran remedio para la resaca, sea considerado un aperitivo con exquisito sabor.

La coctelería en Puebla

Iniciado en el arte de la coctelería a raíz de trabajar en l Hotel Lastra en los años 40´s, Don Pedro Montesinos aprendió la escuela de Pedro Chicote, quien en su  momento fuera  el mejor barman de España. Don Pedro Montesinos conoce el menyul y ahí se inicia  la tradición de esta bebida de origen francés en La Ópera de Puebla. Los Montesinos  han hecho de este un establecimiento con ambiente apto para todos públicos, desde estudiantes, famosos y profesionistas, hasta políticos, familias y personas mayores que acuden a esta cantina a refrescarse y a convivir un rato en este lugar donde siempre hay  una historia que contar.

A pesar de contar con más de 80 años de historia el lugar que antes se llamara “El rinconcito poblano” y “El retiro”, en palabras de su actual propietario Manuel Montesinos, es una de las pocas cantinas en la república que preparan cockteles tradicionales “sin extravagancias”, situación que atrae frecuentemente a extranjeros que buscan degustar sus bebidas “como se hacían antes”.

“Es un negocio familiar, no hay secreto en las bebidas pero tratamos que perdure como cantina. No pensamos cambiar”, comenta Manuel Montesinos.

Dato curioso

El récord de más menyules consumidos es de 21.
El 10% de sus clientes son extranjeros, principalmente de Estados Unidos.

Recomendación

Menyul bien frío
La Piedra

Texto: Marlon Andrade Montalvo
Fotos: Oscar Hernández

Comparte el E-culturismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *