Una de las fiestas más importantes en México es la de muertos, práctica de origen prehispánico y que durante la llegada de los españoles se nutrió de elementos de la religión católica, originando una festividad muy particular.

En Puebla, podemos encontrar lugares para visitar del 28 de octubre al 2 de noviembre, en donde la tradición local es el atractivo principal en estas fechas.

El más conocido es Huaquechula, que con sus altares monumentales, declarados, “Patrimonio Cultural del Estado” en 1997, recibe a cientos de visitantes en esta temporada. Este año son 25 altares los que se pondrán visitar, pues éste es el número de defunciones que hubo en la localidad y cada uno tiene un costo que oscila entre los 30 mil y 70 mil pesos.

Otro lugar cercano a Puebla y también a la región de Huaquechula es Tochimilco. En este pueblo vecino al Popocatepetl se colocarán 42 altares en los que se conjugarán los olores de los alimentos, las flores, las ceras y el copal, dando como resultado una atmosfera particular en la estructura escalonada del altar.

En la mixteca poblana, particularmente en el pueblo de Santa María Nativitas Cuautempan, lugar de origen popoloca, se conserva una tradición particular de “ir a velar”, es decir ir al panteón a convivir con sus muertitos. Llegada la noche, los pocos habitantes de la comunidad se van haciendo muchos con el regreso de los familiares que por alguna razón se vinieron a vivir a Puebla o se fueron al DF, incluso muchos de los que migraron a Estados Unidos. Todos se reunen para ir al panteón durante la noche. Preparan sus flores, las ceras, sus sillas, sus rebosos, algo con que abrigarse para pasar unas horas en familia y amigos, recordando a los que se adelantaron. Hasta hace algunos años esta tradición se prolongaba pasada la madrugada.

En otros lugares se agregaron elementos de otras tradiciones pero que actualmente forman parte de su identidad y es precisamente uno de estos lo que recomendamos para visitar.

Caxhuacan es una población de origen totonaco ubicada en la Sierra Norte de Puebla y cuyo principal atractivo para estos días es el Festival de Globos de Papel de China.

Aunque esta tradición tiene alrededor de cien años en la comunidad, desde la primera vez que se realizó sus habitantes identifican a los globos como el medio en el que viajan las almas de sus difuntos y por lo tanto cada globo hay que hacerlo con dedicación y respeto.

Los globeros más antiguos según sus propios habitantes, se juntaban en la presidencia a elaborar los globos a partir del mes de octubre para lanzarlos en noviembre, y así asegurar que sus muertitos pasaran un rato con ellos.

Desde hace 35 años se viene realizando su ya tradicional concurso de globos, el cuál tiene lugar en la mañana. Este año se realizará por segunda ocasión el festival nocturno Luces en el cielo de Caxhuacan” que iniciará a las 7 de la noche al repique de las campanas.

Estos globos varían de tamaño, los más grandes se han realizado con 5 mil pliegos de papel.

Así que si quieres vivir una fiesta de muertos diferente visita está comunidad ubicada cerca de Cuetzalan, para llegar puedes ir a la central de autobuses de Puebla y comprar tus boletos en la línea Vía que tiene salidas directas a Caxhuacan o si viajas en auto particular te dejamos esta guía que ayudará en tu recorrido.

Cómo llegar a Caxhuacan

Columna de Carlos Maceda, Maestro en Historia del Arte, especialista en Pintura Mural del siglo XVI.

Fotos: Carlos Maceda

Comparte el E-culturismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *