Difícilmente será posible reproducir la receta original de este delicioso pan de la región de Zacatlán, elaborado de manera artesanal y que se ha convertido en una de las atracciones turísticas más importantes de ese municipio.  Simplemente imaginar ese pan relleno de requesón recién saliendo del horno hace volar la imaginación y nos transporta a alguna de esas pequeñas panaderías tradicionales familiares. Darle una mordida a este pan y descubrir la consistencia suave del requesón ligeramente endulzado con azúcar colorada despierta el deseo de ir a Zacatlán.

Almohadas, morelianas, picadas o burras. La experiencia gastronómica que provee este pan es tal que se ha convertido en uno de los referentes gastronómicos  no sólo del municipio, sino de Puebla, complementando el reconocimiento que reciben sus sidras y vinos de frutas. El pan de Zacatlán cuenta hoy en día con un festival propio: El festival del pan de queso, que se realiza durante los días cercanos a la celebración de Todos Santos, excelente ocasión para degustarlo acompañado de un café serrano y colocarlo en las ofrendas.

Son muchas las panaderías en Zacatlán donde se puede comer este rico pan, y el sabor dependerá del sazón del panadero. Dos lugares que les recomendamos visitar son la Panadería Vázquez, en donde se prepara el pan utilizando un horno de leña, y la panadería Pimentel, que desde hace 70 años mantiene la receta tradicional de la familia.

Fotos: www.panaderiapimentel.com.mx

 

Comparte el E-culturismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *