En el libro de “Las calles de Puebla” de Hugo Leicht, se menciona que en 1746 un vecino del antiguo barrio de la Calera (San Antonio) que vivía en la actual calle 5 norte, pintó una efigie de la Virgen del Refugio “que veneró en su casita”, convirtiéndose un tiempo en capilla. La gran devoción hizo que ese mismo año, el padre jesuita Miguel de Ortega construyera una capilla en la acera oriente de la misma calle 5 norte, casi frente al actual templo, edificio que sobrevivió, con otros usos, hasta 1924. El actual templo comenzó a construirse en 1747 y se menciona a partir de 1758 como “Santuario de Nuestra Señora del Refugio”.

En el caso de la plazuela frente al templo, esta se menciona desde 1787, conocida como Plazuela del Refugio, también tuvo como nombre oficial en 1832 el de Plazuela de La Victoria.

En 1824, en el predio que linda junto a la casa del capellán y forma esquina, existieron una tienda y un mesón.

Durante el siglo XIX, un elemento característico del barrio fueron las caleras (hornos o pozos donde se elabora la cal). En la acera oriental, frente al templo, hasta la primera mitad del siglo XX existían dos: la de la Providencia (antes El Refugio) y la de Santa Elena, que tuvieron como dueños, de manera consecutiva, a Joaquina Soto y sus descendientes (siglo XIX), y de 1873 a 1908 a la familia O’Farril.

En el caso de la pequeña manzana que está en la calle 5 norte esquina con la 28 poniente, y que colinda con el templo, desde 1824 se le conoció como “el cuadrito”. Durante el siglo XIX y principios del XX, contó con un portal que en 1892 colindó con un predio adquirido al Ayuntamiento y que también fue utilizado como jardín, delimitando la forma que actualmente tiene la Plazuela.

Durante la primera mitad del siglo XX, se construyeron fábricas textiles, algunas incluso en los antiguos inmuebles de la calera, como el caso de la desaparecida fábrica “La Angélica”, localizada en la avenida 30 poniente entre las calles 5 y 7 norte, frente a la plazuela.

Colectivo Re generando Espacios // Foto de Guadalupe Medina

Comparte el E-culturismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *