Desde 1919 la Fábrica de Relojes Centenario en el municipio poblano de Zacatlán ha sido responsable del más alto nivel en la relojería monumental, artística y tecnológica del país. Ahora si quieres visitar Zacatlán, no te puedes quedar sin echarle un vistazo a esta fábrica.

Además la Relojería Olvera, aliada a la Fábrica de Relojes Monumentales de Zacatlán, dió inicio a la relojería monumental en México y América Latina. Ahora con más de 100 años de tradición tú también puedes conocer a detalle el proceso de fabricación estando en contacto con las máquinas para elaborar relojes en el Museo Interactivo de Relojes Olvera III Generación en la carretera a Jicolapa km. 3.5, Finca “El Fortín”.

No sólo se construyen e instalan figuras que reflejan la tradición de la región sino que también se restauran relojes originales desde 1680 hasta la fecha para casas habitación, iglesias, edificios públicos, torres, jardines, etc.

Un gran ejemplo del trabajo de estas relojerías es el monumental Reloj Floral en la plaza cívica de la ciudad. Es el único en su género porque consta de dos carátulas opuestas, de 5 metros de diámetro y además tiene un carillón proyectado para escuchar melodías.

Por último está el Museo de Relojería Alberto Olvera que exhibe diversas formas de medir el tiempo, desde lo más antiguo como clepsidras, relojes de sol o de arena y de bolsillo, hasta cuarzos. Está abierto con entrada libre de lunes a viernes de 10:00 a 17:00 hrs y sábados y domingos de 10:00 a 15:00 hrs. Se encuentra en Nigromante No. 3 Centro Zacatlán.

Comparte el E-culturismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *